0:00


Nadie me dijo que el amor duraba para siempre, ni que la ilusión y las ganas por querer se mantenían en todo momento, ni si quiera que el gesto más simple como engancharse a la mano de la otra persona fuera bonito y cálido cada vez. Nadie, nadie excepto tú.


Felices 20, mi príncipe.

You Might Also Like

0 pegote(s) de tinta.

Popular Posts