Quién tropieza y no cae adelanta camino.

15:47



Estoy aquí, en medio del tránsito estacional, entre el otoño y el invierno. Me acompaña una maravillosa envoltura de sonido, la música más apropiada para un momento como este y además los árboles me han cedido una apertura a modo presentación con un telón intermitente en tonos amarillos y marrones.
Sigo en el mismo sitio, aunque tumbada boca arriba en el césped mirando tu foto y eso me ha hecho pensar en ti. En como tu perfecta vejez me hace preocuparme por lo rápido que va mi segundero, en la historia de cada uno de los pelos blancos que hay en tu barba, en tu piel cuarteada pero suave y en lo importante que eres para mi.
Estoy en el sitio menos pensado mirando el cielo, un cielo que hoy está lleno de nubes grises que se mueven con un viento frío de noviembre y me gustaría saber si el mar está hoy revuelto, si las olas de hoy son motivo de angustia para los marinos que tengan que combatirlas o para sus familias que les esperan en casa, al igual que lo fueron para ti durante tanto tiempo. No lo sé, supongo que si.
Desde esta posición he levantado la foto con ambos brazos y te has quedado suspendido en el aire durante un rato. Momento único.
No me consta que esta sea la manera más frecuente de acordarse de alguien pero creo que poco tiene de frecuente lo que hago. Me di cuenta hace unos días que he destrozado por completo ideales en los que creí enteramente durante mucho tiempo y he renunciado a cosas, momentos o peticiones creyendo que las optativas eran lo correcto. Cada dos de tres de esas veces me he equivocado y casi nunca lo he podido retomar. Así que por eso no creo en la suerte.
Te hablo de esto porque se que esperabas de mi no algo más, pero sí algo diferente de lo que has visto, y creo que yo también. Y quizá cuando todo eso que esperábamos llegue ya no estarás para celebrarlo conmigo, así que le pongo por adelantado tu nombre a mi futuro éxito.

Mientras tanto seguiré siendo la sinapsis entre las estaciones del año, con todo lo que eso conlleve y seguiré disfrutando de los días familiares con él, con mi abuelo.

You Might Also Like

0 pegote(s) de tinta.

Popular Posts