Un día capicúa, como todo en general.

16:26

Hay veces que no soporto esa sensación, parece que floto en la mentira más absoluta, me siento utilizada y débil. La mayoría de las veces lo soluciono dándole la razón o asintiendo con cara de incomprensión pero en el fondo me muero por hablar, por desfogarme yo también y contarle mi versión. Supongo que nos pasa a todos, todos queremos intervenir, todos queremos dejar la marca. Y sé que no se trata de un cuento ni de una pesadilla; es, ni más ni mesnos, la realidad de las cosas. Y ésta puede ser a veces estupenda incluso a veces estupendísima, otras así y otras asá, y en algunos casos puede llegar a dar asco. Pero lo mires como lo mires, empieza y acaba sin posibilidad de cambio, siempre es igual, de atrás a delante y de alante a atrás. Os lo aseguro.

You Might Also Like

0 pegote(s) de tinta.

Popular Posts