París, je t'aime.

11:24


De tanto comportarse como un hombre enamorado, volvió a enamorarse.
Y cuando ella fallecíó en sus brazos esa noche él éntró en un coma emocional del que nunca volvió a salir.
Aún hoy, despues de tanto tiempo, se le encoje el corazón cada vez que ve a una mujer envuelta en un chaquetón rojo.

You Might Also Like

0 pegote(s) de tinta.

Popular Posts