13:57

Ya era junio...



No hay nada más tibio que un abrazo fortuito y un beso de despedida antes de partir lejos, muy lejos, en un viaje sin vuelta atrás, en una ida sin retorno donde conoces mundos nuevos y abres tu mente para darte cuenta de que todo lo que conocías parece muy poco al lado de lo que estás a punto de conocer.
Nunca he salido del lugar donde estoy pero puedo asegurarte con toda desenvoltura que he hecho viajes que me han enseñado que cosas valen la pena y que no.


Dublín, verano de 2009.

You Might Also Like

1 pegote(s) de tinta.

Popular Posts