Barcelona.

1:18


¿Por qué fiarse del reloj si cada vez que lo miras marca una hora diferente?






¿Cuándo aprenderemos a callar para aprender a hablar?






 -No estoy para tonterías
-Pues yo hago muchas.




Hay despertares y despertares. Un despertar con un beso o con un simple toquecillo en la nariz se pueden convertir en uno de los momentos más... ¿mágicos del día?








Siempre supe que cuando hay que hablar de dos es mejor empezar por uno mismo.



Aunque lo tengas TODO siempre faltará ese algo.


Deja que se lo pregunten. Cada uno tendrá su por qué personal pero en todos tú serás el motivo.

You Might Also Like

1 pegote(s) de tinta.

Popular Posts